1 INVITACIÓN

Estimad@ visitante o paciente de Terapia Académica:

Cada historia es un espejo en el cuál podemos mirarnos y aprender.

Sin duda tienes algo qué contar. No tengas miedo. El miedo sólo AGRANDA a los pequeños… aquellos que nos dañan sabiendo que sus malas acciones permanecerán a la sombra del silencio.

Te invito a compartir tu caso con otros que pueden verse reflejados ahí.

Te invito también, si lo deseas, a conformar un COLECTIVO que comience a sacar de las sombras los múltiples casos de violencia, maltrato y fraude académico que mantienen a nuestras universidades en la época medieval.

Deja tu caso y/o tus propuestas en el recuadro de mensajes (aqui abajo) o envíalos al correo:

terapiacademica@yahoo.com

Pronto seremos una sola VOZ.

Dr. TAI

Anuncios

5 comentarios en “1 INVITACIÓN

  1. Comienzo mi participación en la terapia académica con una pequeña declaración:

    No soy un académico conforme al criterio del sistema burocredencialístico, puesto que no poseo ningún grado ni ostento algún puesto con tal denominación en ninguna institución educativa. Aunque todo mi trabajo lo realizo en relación con académicos: coordino o supervisó sus labores. No se confundan; no soy Fausto Alzati, el antiguo director del Conacyt sin título. Yo soy un lacayo mucho más humilde, pero con mayor conocimiento de las intimidades, sin que medie albur, de ese mundillo de vanidades y farsas que son los honores académicos, un ámbito muy vasto -y basto- donde caben los nombramientos burocráticos, las becas y el salón de la fama curricular que son las publicaciones académicas.
    Como lacayo bien entrenado en ese mundillo, estoy especializado, oh mágica palabra, en la edición académica.
    Soy un editor académico en una grandiosa Universidad que en las siguientes aportaciones a esta terapia les revelará los vericuetos que van de una idea -propia o ajena-, la cual traviesa por el trabajo propio o de los asistentes, a la publicación calladamente curricular, nomás pal reporte, o estentóreamente presentada como informe sobre la pobreza en algún elegante salón del Meliá.

    Salud amigos

    • Gracias tu comentario, Otilia. Ojalá más voces se sumen para compartir experiencias y casos que (me consta) ocurren a diario en nuestras instituciones académicas. Lo ideal sería pasar de la función terapéutica individual, a algún tipo de acción colectiva que lleve a la discusión pública los “casos aislados” de fraude, violencia o maltrato que se dan en el medio académico. Saludos! Dr. TAI

  2. La aplicación de la norma y la relatividad.

    Si el Consejo Técnico de la Facultad de Filosofía y Letras se apoyara en el estatuto del personal académico de la UNAM, la discusión sobre el cambio paradigmático ni siquiera tendría cabida en éstas páginas :
    “TÍTULO DÉCIMO Terminación de las Relaciones entre la Universidad y su Personal Académico: Artículo 107.- Las relaciones entre la Universidad y su personal académico terminarán, sin responsabilidad para la Institución, por: a) Renuncia; b) Mutuo consentimiento; c) Muerte del miembro del personal académico; d) Conclusión del término pactado; e) Inasistencia del miembro del personal académico a sus labores sin causa justificada, por más de tres veces consecutivas o por más de cinco no consecutivas en un periodo de 30 días….
    TÍTULO DÉCIMO PRIMERO Sanciones Artículo 108.- Además de las previstas en la Legislación Universitaria, son causas de sanción las siguientes: a) El incumplimiento de las obligaciones establecidas en el presente Estatuto, y b) La deficiencia en las labores docentes o de investigación, objetivamente comprobada.
    Artículo 109.- Las sanciones que pueden aplicarse al personal académico son: a) Extrañamiento escrito; b) Suspensión; c) Destitución.”

    Según dicta la propia normatividad universitaria, el representante del ausentismo de la Facultad de Filosofía y Letras esta frito, no podría bajo ninguna circunstancia justificar UN SEMESTRE consecutivo de faltas. De manera impactante en el mes de febrero se había abierto la posibilidad de que le exculparan por cuestiones de salud; sin embargo, los justificantes médicos que presentó resultaron apócrifos; aunque podríamos argumentar que en realidad el Dr. Berenzon sí sufre de un mal crónico conocido como “estafador compulsivo” y que como toda enfermedad crónica, no tiene remedio. Él, se hará de toda clase de martingalas para salirse con la suya, hablará con consejeros, profesores, estudiantes y con sus “protectores” para que el estatuto no sea cumplido; y es que algo si podemos reconocer en Boris, tiene el don del embaucador.
    Claro esta que su caso ha trascendido las puertas de La Facultad llegando a los espacios más recónditos de nuestra casa de estudios, por lo que “algo” significativo tendrá que resolver el Consejo Técnico; si la lógica que éstos obedecen es la de apaciguar la tormenta que se ha generado en éstos últimos meses, entonces lo suspenderán temporalmente, le quitaran alguno de sus estímulos ó le harán un extrañamiento por escrito pero bajo ningún motivo lo destituirán, y aunque Boris Berenzon actualmente sea señalado como la oveja negra de la familia, seguirá siendo parte de “la familia universitaria” . Y que como bien lo señala Bárbara en su nota del 22 de marzo “Boris nos necesita” http://yoquierountrabajocomoeldeboris.blogspot.com
    “el Dr. Berenzon con seguridad contaba con que la Dra. Gloria Villegas, directora de la Facultad, le ayudara a salir airoso. Y esto no era una presunción falta de fundamento, puesto que Gloria Villegas fue su directora de tesis de maestría y doctorado, botón de muestra del vínculo entre ellos que en otras ocasiones le había sido de mayor provecho….”

    Lo que parece indicarnos es que Boris se valerá de algún otro “tutor” de mayor rango para salir invicto de ésta situación.
    Otilia Florescano

  3. La cuestión es que el caso del Dr. BB no es aislado. Como tampoco lo es el de la Facultad de Filosofía y Letras. Por décadas la UNAM ha sido usada como espacio de retiro y veraneo de políticos (secretarios y ex-secretarios de estado, directores generales, etc.) que tienen o mantienen las plazas de más alto nivel, con sueldos 100 veces más altos que los profesores de asignatura (que son quienes sostienen la docencia universitaria), que tienen los mejores cubículos en las mejores instalaciones de la UNAM, pero que JAMÁS se aparecen por ahi… Así que el caso de BB no es sino la punta de in iceberg que en la UNAM casi todos ven pero prefieren hacer como que no lo ven, justo como en el cuento de El Traje Nuevo del Emperador…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s